Ya tienes un tiempo trabajando en esas mezclas pero hay algo, quizás no sabes qué, pero ese algo te separa de esas canciones profesionales.

Haces todos los trucos que has visto en Youtube y en tu blog favorito, pero todavía no sabes como dar ese paso entre una mezcla amateur y una profesional.

No cometas estos errores y mejorarás bastante ese sonido que estás obteniendo!

1. Procesas sin ninguna razón.

Cuando estamos mezclando, la idea es conseguir un buen balance entre todos los sonidos. Ya sea un balance de frecuencias, de amplitud, profundidad o paneo y tu proceso debería ser tan simple como:

  • Escuchas la canción.
  • Notas que algo hace que no logres ese balance deseado.
  • Piensa en una forma de corregirlo.
  • Corrígelo y vuelve al paso 1.

Increíblemente, mucha gente no sigue estos pasos al mezclar, sino que simplemente comienza a añadir EQs, Compresores y todos los plugins a disposición.

Hi-pass en todos los canales porque vi un pana que comentó que lo hacia en un post de Facebook, Agregar un EQ y mover los parámetros según esta hoja de EQ que vi en un blog online, usar Sausage Fattener porque mi productor favorito lo utiliza!

NO!

Aunque algunos de esos tips que vemos en internet pueden ayudarnos, si los hacemos sin ninguna razón, solo porque otro lo hace, es muy probable que hagamos mas daño que bien en nuestra mezcla.

Intenta seguir los 4 pasos anteriores y verás como tus mezclas van a sonar mucho mejor e incluso vas a trabajar menos!

2. Mezclas fuera de contexto.

Ok, la voz necesita trabajo, la pones en solo, le pones el EQ y comienzas a mover knobs.

El problema aquí es que no estás trabajando para un buen balance, sino que estás buscando que la voz sola suene bien.

Puede ser que al hacer esto la voz suene perfecta, pero si sacas el botón de solo, te das cuenta que tiene mucho brillo con relación a los otros tracks. Ves el problema? ( o debería decir, lo escuchas?)

La idea de la mezcla es que los sonidos suenen bien uno con otro, al mezclar en solo, no puedes escuchar como ese sonido suena con relación a los demás.

Así que por más difícil que parezca, trata de usar lo menos posible ese botoncito.

3. Utilizas el proceso incorrecto para solucionar un problema.

Un sonido que se pierde entre otro sonido, ponemos un EQ en el primero y resaltamos lo que queremos, luego un EQ en el segundo y disminuimos un poco de “lo que está de más”.

Aunque esto pueda funcionar, puede ser que solo con subir un poco el volumen del primer sonido, podrías haber solucionado el problema.

También, otro caso es que tenemos una voz con mucha dinámica, en algunas partes susurra y en otras canta bien alto.

Pero claro! Debo utilizar un compresor!!!

Mmmm… probablemente tu mejor opción sea automatizar, porque si comprimes, te puedes topar con la siguiente situación:

  • La parte con mayor volumen suena muy comprimida mientras que la parte con menor volumen el compresor ni se entera que existe.
  • No comprimes mucho la parte con más volumen para no dañar el sonido, pero igual la parte con menos volumen se te sigue perdiendo.

Mira, cuando encuentres un problema, pregúntate si la forma en que lo vas a solucionar es realmente la correcta, con el tiempo tendrás que hacerte esta pregunta cada vez menos y vas a poder confiar en tu intuición. Mientras tanto, sigue con la práctica y no te rindas!

4. Tienes miedo al mezclar.

El sonido suena con muy poco brillo, le agregas un EQ y le subes 3db a las frecuencias altas, pero no es suficiente. Pero no te atreves a subirle más porque viste en un blog online que menos es más y no deberías subir demasiado!

Sabes qué? Al diablo con esos posts, si tu sonido necesita 20db más para que suene bien, pues agrégaselo y olvídate de la persona que te dijo que nunca subas demasiado.

No tengas miedo en hacer cosas que te han dicho que están mal, si es lo que necesitas para hacer que tu track suene como quieres, hazlo.

Pero recuerda el punto numero 1, siempre con una razón en mente. Tampoco es que leas este post y luego en tu siguiente mezcla agregues 20db en tu EQ porque yo te dije que lo hicieras!

5. Tu estudio te miente.

Mezclas tu canción y suena PERFECTA! pero vas al carro a escucharla y suena sin vida.

Es muy probable que tu habitación te esté mintiendo y lo que escuchas no sea lo que realmente tienes.

Puede ser que tu habitación resuene en frecuencias graves haciéndote escuchar más de las que realmente hay. Como escuchas más, pues le agregas un EQ y las disminuyes. Luego tienes un track con pocas frecuencias graves pero que suena perfecto en tu habitación.

Como solucionar el problema?

Lo ideal sería que pudieras tratar acústicamente tu habitación. Pero si no tienes dinero hay formas de trabajar incluso con estos inconvenientes!

  • Escucha muchas canciones de referencia! Debes conocer MUY  BIEN tu habitación para poder trabajar por encima de los errores que tiene. Por ejemplo, si la canción que tomaste de referencia (que espero que sea una canción que estés seguro de que suena justo como quieres!) tiene demasiado graves, debes saber que es muy probable que esos graves se los añade tu habitación, así que tus canciones también deberían tenerlos.
  • Escucha tus mezclas en diferentes lugares, a la par de tus referencias y toma notas. Ve al carro, escucha tu canción, anota los errores y vuelve al estudio.
  • Escucha mucha música que no sean mezclas tuyas en tu estudio.

Si haces esto, poco a poco te irás acostumbrando al sonido de tu habitación y ya no tendrás que tomar tantas referencias porque podrás tomar decisiones por instinto.

6. Todavía no has desarrollado tu gusto único.

Puedo pasarme el día enseñándote como hago para que mis mezclas suenen perfectas, puedes ver todas mis sessiones y anotar todos los movimientos que hago. Pero cuando vayas a mezclar, nunca vas a poder hacer que tu mezcla suene bien haciendo todo eso que anotaste.

Sabes por qué?

Porque los sonidos, la canción, la emoción son diferentes. Y lo que suene bien en mi mezcla no necesariamente suene bien en la tuya.

Para solucionar este problema debes desarrollar un buen gusto. Debes llegar al punto que al escuchar algo sepas que es lo que le hace falta para que suene bien. Luego que logres eso, si puedes ir a todas esas anotaciones que hiciste y decidir cual te va a ayudar a lograr ese sonido que sientes que va a sonar bien en la canción.

Si no desarrollas ese gusto, siempre vas a estar estancado haciendo lo que otros hacen esperando que te funcione a ti.

7. Haces una mala selección de sonidos.

Hay una frase que dice “Aunque el mono se vista de seda, mono se queda” y en el mundo del audio también es cierto. Si el sonido es malo desde un inicio, por más trucos de mezcla que sigas, va a seguir siendo malo.

Debes elegir correctamente el sonido adecuado para tu canción. Y aquí yo puedo ayudarte!

Si trabajas reggaeton, puedes considerar pasarte por acá, para conseguir una librería de reggaeton donde todos los sonidos fueron trabajados uno por uno para que suenen lo mejor posible! (Un pequeño secreto: Es mi librería personal!)

8. No eres lo suficientemente bueno.

Si, se que es difícil escuchar esto, pero hay veces que tus mezclas no suenan como los profesionales simplemente porque no eres lo suficientemente bueno para lograrlo.

Pero sabes algo? Esto se puede arreglar, simplemente debes seguir practicando!

Quizás todavía no logres el sonido que quieres, pero tómate un momento y escucha las mezclas que hiciste hace un tiempo atrás. De seguro has mejorado, cierto? Pues eso va a seguir sucediendo si sigues practicando.

Hay una frase que repiten mucho, que eres realmente bueno en algo, luego de que has invertido más de 10,000 horas practicando ese algo.

Cuantas horas llevas ya?

Nos veremos para la próxima,

Crivas.